lunes, 30 de octubre de 2017

Cuentas de vidrio a cambio de oro

La pregunta: Señores filósofos, ¿están de acuerdo con las corridas de toros y pelea de gallos? Argumente su respuesta sin términos legales.


Jorge Gonzalez Durán Usualmente las sociedades animalistas (no protectoras de perros y gatos que se hacen cargo de lo que defienden) logran lo contrario de lo que promueven: han empujado un en el continente un exodo de animales de zoos -al impulsar sus cierres- del sur , a supuestos santuarios del norte donde en poco tiempo son exterminados por otros animales. Asimismo han impulsado la desaparicion de caballos de tiro en las urbes por considerarlo cruel y el resultado ha sido la disminucion del numero de caballos, que ya no sufren porque no existen. En el caso de la tauromaquia su prohibicion, por ej. en España, terminaria con la raza de toros salvajes de lidia y sus dehesas. En mi pais hubo una prohibicion parcial en el siglo XIX y la total en 1912 por considerarla “espectáculo sangriento”. Comparto esa sensiblidad pero tolero aquellas comunidades españolas que cultivan ese arte y los repoducen como hacemos con todos los bovinos descendientes de nuestras modificaciones de cruza y donesticación sobre los uros naturales.

No estoy de acuerdo con la ignorancia. Las corridas de toros tienen su origen en la demostración de aptitudes para el manejo del ganado. Una persona no puede dedicarse a cuidar ganado si no se ha demostrado a sí mismo, tener la capacidad de enfrentar a una bestia. Yo supongo que todos los que se oponen al maltrato animal son vegetarianos, pero aún así, muchas actividades científicas requieren del manejo de animales, ya sea en laboratorios, zoológicos, acuarios y herpetarios. Todos nos beneficiamos de los resultados que de toda esa investigación se deriva. Que no sepa la manera en que me beneficio de esas actividades, no es motivo para que ponga en duda su utilidad. Estoy escribiendo este texto y poniéndolo a disposición de millones de usuarios en todo el mundo con un teclado y una red de comunicaciones desarrolladas con métodos matemáticos y razonamientos lógicos sumamente sofisticados; el hecho de que no conozca a detalle toda esta tecnología, no me autoriza para negar su utilidad, mucho menos para lanzar una campaña de satanización. Respuesta sin términos legales. Producto de una buena cantidad de lecturas serias y un ejercicio de síntesis y haciendo una explicación en términos coloquiales de textos con una gran complejidad sintáctica. 

Estoy de acuerdo con la cultura. Puede o no gustarme alguna expresión cultural, pero no es motivo para que dude de su validez y mucho menos para que apoye una campaña de satanización.

Yo sé que mi opinión se contrapone con la de muchos activistas, pero eso eso no les resta validez a mis comentarios.

Muchas veces desconocemos la utilidad de que un joven robusto dedique largas horas a golpear una pera o un costal en un gimnasio. También puede ser que desconozca la utilidad que tiene para un joven demostrarse que tiene capacidad y coraje para enfrentar una bestia. Pero cuando puedo comer un pedazo de pollo, pescado, res o cualquier otro animal, estoy disfrutando del trabajo de una persona que no teme a sacrificar un animal. Cuando un joven robusto dedica largas horas a ejercitarse en un gimnasio en lugar de brindar sus servicios a una organización de delincuentes, estoy disfrutando de un ambiente relativamente más tranquilo en las calles de mi ciudad. Cuando estoy escribiendo esta nota en un teclado y ponerlo a disposición de gente de todo el mundo, no puedo desdeñar ni satanizar las herramientas matemáticas y de razonamiento lógico que se necesitaron, por el simple hecho de que no las conozco a detalle. Saludos desde México!!! 

Quienes tratan de disfrazar de moral un asunto de tipo homofóbico, son los activistas "protectores de los animales". El origen de la fiesta de los toros se remonta a las sesiones o ejercicios que se realizan en los ranchos y haciendas para seleccionar a los encargados del manejo del ganado. Su posterior adopción como expresión cultural, obedece al gran atractivo visual y emocional que despiertan estas actividades sobre el espectador. En la actualidad, estas corridas de toros atraen grandes cantidades de turistas y generan importante derrama económica en las localidades donde se realizan. Los activistas no voltearían o no enfocarían sus ansias de dinero en chantajear actividades que no generen grandes cantidades de dinero, no son tontos. De manera que el disfraz moral de esto$$$$$ activista$$$$$ no es má$$$$ que eso, un disfraz. En un foro para activistas no colocaría mis comentarios, pero en un grupo que se precia por el gusto por el conocimiento, no dudo en aportar mis valiosas opiniones. Saludos desde México!!!

En México se han satanizado hasta el cansancio los ranchos cinegéticos. Sin embargo, en el norte del país, el manejo que se hace reubicando hembras a zonas de reproducción y manteniendo poblaciones acordes al coeficiente de agostadero, me refiero al venado cola blanca, ha ayudado a que la población recupere su ritmo de crecimiento. Sin estas actividades legalmente aceptadas, hace mucho tiempo que en nuestro territorio estaría extinto ese animal.

Los ranchos cinegéticos son una actividad altamente rentable que permite este tipo de manejo, emplean helicópteros y personal altamente especializado. Una empresa descapitalizada, automáticamente queda imposibilitada para realizarlo. Debemos entender que los ecosistemas naturales ya no tienen capacidad de competir con las actividades humanas, simplemente por el espacio que les hemos arrebatado. Si no permitimos que nuestras acciones ayuden a conservar estas especies <y otras asociadas, como conejos, jabalíes, aves y armadillos>, entonces sí podemos vaticinar su rápida extinción en su hábitat natural.

Igual que tú, apelo a la tolerancia. Ya he mencionado en mis comentarios anteriores que no conocer la utilidad de algunas prácticas, no significa que no nos estamos beneficiando de ellas.

¿Será un verdugo más benevolente que un torero? Al final de cuentas, está ejecutando un castigo dictado para una persona que se portó mal. El verdugo también tuvo que demostrarse a sí mismo que tenía el valor de matar a una persona a sangre fría, antes de obtener el puesto de trabajo. El torero tuvo que demostrarse a sí mismo que tiene el coraje de pararse frente a una bestia y luego matarla a sangre fría, así se demostraba que una persona podía hacerse cargo del manejo de un hato de ganado. Al igual que esos oficios, yo no me opongo a que haya cocineros, profesores, zapateros, prostitutas o cantineros. Después de todo, todos nos beneficiamos de lo que ellos hacen y si no necesitamos de sus servicios, simplemente no los ocupamos.

Si no me gusta la fiesta de los toros, no voy a los toros. Si no me gusta la pelea de gallos, no voy a los gallos. Pero no malgasto mi tiempo desatando una campaña de satanización en contra de actividades que generan más beneficios <empleos, cultura, tradición> que perjuicios, solo porque un lidercillo carismático, sin ningún bagaje cultural a cuestas, me lo imponga.

Pues aquí estoy en el circo romano del siglo 21. Tratando de salir avante a las envestidas, no de uno sino, de un numero indeterminado de seres furiosos de que sus ideas puedan ser refutadas. Los activistas están o estaban, acostumbrados a los medios de comunicación de una sola vía <tv, radio, periódico, revistas> pero se sienten sumamente incómodos en medios de comunicación donde sujetos bien informados puedan poner en duda sus argumentos. En este caso, argumentos demasiado endebles.

Yo no he hablado de maltratar y matar personas, ese es un tema diferente. Y sin embargo, privar a la gente de su fuente de empleo, de su derecho a conservar una herencia cultural milenaria y vivir dignamente de ello, eso sí me parece algo inhumano. Es como si alguien quiere despojarme de mi trabajo simplemente porque no le gusta cómo lo hago, simplemente no contrata mis servicios y listo. Imagínese, no sé si eso sea digno del siglo 21.

Aquí en México la fiesta de los toros genera muchos empleos, es una tradición de casi quinientos años y es un importante elemento de nuestra cultura mestiza. Del lavado de dinero no me ocupo yo, ni me consta. La cría de ganado genera empleos en el campo, derrama económica para cientos de familias que abastecen a esas explotaciones. En las plazas de toros hay empleos para todos niveles académicos, muchos restaurantes se ubican en los alrededores de las plazas, por la gran afluencia en días de corrida. Yo también lo negaría si fuera un activista, pero conozco la producción agropecuaria de muy cerca, soy ingeniero agrónomo, y los toros de lidia también comen forrajes, mucho trabajo y esfuerzo en su producción, yo sé que usted no lo sabe ni tiene obligación de saberlo, por eso se lo menciono.

No sé si usted utilice para algo el piloncillo, el azúcar, el cilantro, la cebolla, el ajo, la carne de puerco, res, cerdo o pollo. Una pequeña muestra de lo que nos trajeron los españoles tras la conquista. Supongo que también se dispone a levantar una campaña de satanización contra el uso de todos estos productos. No me veo apoyando semejantes niveles de incongruencia e ignorancia. Desde luego, conozco los aportes de mesoamérica, algunos ejemplos: maíz, jitomate, pavo o guajolote y chocolate y procesos tan importantes como la nixtamalización <se utiliza por todo el mundo y a gran escala>, la industria del chicle, el tabaco, la vulcanización o la amalgamación de oro y plata con sal <en lugar de mercurio>. Una nota más amplia que escribí sobre este tema: Tecnología prehispánica para el futuro.

Yo no trato de convencer a nadie de lo que yo pienso, por la sencilla razón de que yo no soy un activista que se beneficie con actos de chantaje. Simplemente soy un ciudadano que no se chupa el dedo y que utilizo mi capacidad de análisis, no repito como perico lo que "todo el mundo dice". Que un millón de personas piensen que la fiesta de los toros es un sin sentido y que no es cultura y tradición, no quiere decir que tengan la razón.

Supongo que tienen el mismo pensamiento para deportes como las peleas de box, el futbol americano, el rugby y las luchas grecorromanas, por demás violentos. La humanización desmedida de los animales nos ha llevado a dañarlos, en ocasiones seriamente, por darles un trato diferente al que reciben de su manada o apartarlos de los peligros que los acechan en vida salvaje. Estamos viviendo una etapa en la que pequeños grupos con ideas extremas están tomando las leyes en sus manos, haciendo pasar acciones delincuenciales por legalmente aceptadas. Yo sé que esto es solo el principio, por eso veo conveniente advertir de esos peligros que acechan en nuestro futuro cercano. Ahora resulta que terminar con tradiciones milenarias y cerrar fuentes de empleos por miles, es una acción legalmente permitida <pretende serlo> mientras que conservar la herencia cultural y mejorar el nivel de vida de la gente se convierte en delito. Ya veremos cosas así y peores.

No se me hace gracioso que un puñado de ignorantes tengan en sus manos terminar con una tradición milenaria, medieval por supuesto, solamente porque sus pensamientos de humanizar a los animales les haya abierto las puertas para ganar dinero mal habido por la vía del chantaje moral. No me pongo ningún saco, la cultura universal no se puede dejar en manos de ignorantes, eso me afecta a mi y a las generaciones por venir. También tienen derecho a presenciar estas tradiciones, sin los prejuicios de gente que amplía los derechos humanos a los animales únicamente cuando les conviene.

Los deportes que menciono, tienen razones de existir que tienen que ver con forjar el carácter de los jóvenes para encarar los retos con valentía. La fiesta de los toros o las peleas de gallos tienen también un origen de este tipo. La supresión por decreto, de estas actividades limita a las nuevas generaciones a ponerse a prueba realizando actividades lícitas, de manera que los estamos <yo no> empujando a forjar su carácter en ambientes delincuenciales. Eso es civilizado? Por supuesto que no, es un retroceso brutal.

En México se suele decir que hace 500 años, los europeos <españoles> engañaban a los indígenas cambiando cuentas de vidrio por piezas de oro. Pues el engaño sigue sucediendo exactamente igual en el siglo 21. Ahora hacen pensar a los indígenas mexicanos que humanizando indiscriminadamente a los animales, como hacen los europeos, es el camino que nos llevará directo al desarrollo económico y a mejorar el nivel de vida de toda la población. Desde hace 500 años vivimos importando las peores prácticas de los países desarrollados y desdeñando lo que es realmente importante. Los estados europeos protegen como nadie a su industria, a sus productores agrícolas y pecuarios, tienen servicios de transporte sumamente desarrollados y la minería juega un papel de primerísimo nivel. Mientras que en México nos <yo no> dedicamos a cerrar minas <una de las actividades que tiene más estrictas normas ambientales que cumplir>, desmantelamos <yo no> la red ferroviaria que se construyó antes de la revolución, dejamos <yo no> a su suerte las actividades agrícolas y pecuarias, nos escandalizamos <yo no> por el establecimiento de industrias que generan más empleos. Y en foros de filosofía se escandalizan de que alguien utilice su cerebro para pensar, en lugar de repetir como pericos las estupideces que sus líderes, carismáticos eso sí, les hacen pasar por el camino a la civilización. 

Siempre debe existir un punto de vista, o más, por el bien de la humanidad. Ese es el motor del progreso. Gracias a que hay puntos de vista diferentes, existe lo que conocemos como retroalimentación. Así, los que estamos "viviendo en el error" podemos ser corregidos por los "iluminados". Según veo, hablo por mi experiencia, haberme pasado toda mi juventud leyendo los diarios desde los 1970's, haber leído con enfoque crítico decenas de libros de historia y filosofía, haber estudiado ingeniería ambiental y agronomía, haber conocido de cerca la problemática social de más de la mitad de los estados de la república mexicana, me convierte <a los ojos de borregos liderados por activistas ignorantes, pero muy carismáticos>, en un incompetente. La situación no me mueve a risa, pero tampoco me quedo preocupado, como bien comenta Omar Guillermo <cito textual parte de su comentario> "afortunadamente siempre va naciendo la coherencia y va apreciando los temas profundos que las masas se rehusan a comprender por su ilimitada concepción dialéctica y perdida de este mundo y siempre quedan ahi las cosas profundas y que valen la pena y que no mueren porque lo "realmente profundo" no se entrega a la ignorancia".


Miguel Angel Orduna Bustamante Victor Campos, entiendo que "estoy alimentando con finas viandas a gente majadera que ni siquiera sabe apreciar lo bueno". En realidad yo utilizo mis textos en armar entradas para mi blog, las opiniones o comentarios que recibo no me interesan. Aunque debo reconocer que algunas personas me han hecho valiosos aportes. Algunas personas me han cuestionado por la longitud de mis respuestas, pero tampoco me interesa que alguien las lea, como te comenté, yo retomo lo que escribo para elaborar mi blog. En ese sentido, no es la prédica de los peces, de Fray Antonio de Padua, no quiero convencer a nadie ni son palabras que se las lleva el viento, la mayoría de mis comentarios ya son parte de una entrada que estoy por publicar en mi blog. Saludos!!

Gracias a mis aficiones lectoras hoy entiendo mucho de la geopolítica. Recuerdo haber sido testigo de episodios históricos que hoy me asombran. Las revoluciones centroamericanas, la guerra Irán-Irak, la guerra URSS vs. Afganistán, la crisis petrolera de los 1970's y la que recién estamos superando, la espeluznante austeridad de los 1980's en México, la despetrolización de a economía mexicana en los 1980 - 1990's, las negociaciones del TLCAN, la caída del bloque comunista europeo y la URSS, la primera y segunda guerra del golfo Pérsico, el encumbramiento de la economía china con más de 20 años de crecimiento del PIB a tasas superiores al 8%, los exorbitantes precios del petróleo durante la primera década de 2000 y cómo los gobiernos de alternancia mexicanos convirtieron en humo bajando precios de hidrocarburos para recuperar su mermada popularidad. Mis lecturas sobre epistemología y dialéctica. Todo esto mientras realizaba mis estudios de agronomía e ingeniería ambiental, con verdadera dedicación. Por eso me enorgullezco de ser profesor y también me deleito al releer mis comentarios en este grupo tan interesante, donde he conocido además, a otros entusiastas del conocimiento que me han regalado con sus comentarios y hasta con lecturas dirigidas, nuevas vetas por donde seguir aprendiendo.

No podemos dar a los animales las mismas atribuciones que nos damos los humanos. Por el momento, y así sucede en todos los ecosistemas naturales, nosotros somos el depredador y algunos animales nuestras presas. No podemos considerar que "toda explotación, propiedad y uso de animales es inmoral e injusta" <cita textual del comentario de Juan Carlos Manso González, inmediatamente anterior> mientras sigan siendo parte de nuestra dieta, estaríamos incurriendo en una incongruencia. Tendría que coptar a la autoridad o ampararme legalmente para poder consumir un alimento de origen animal sin ser castigado por ese motivo. Su comentario sobre el disfraz moral de los activistas para obtener dinero, refleja muy bien lo que yo pienso sobre este tema. Me ha resultado muy ilustrativo leer sobre el relativismo cultural, una idea que flotaba en mi subconsciente, pero que necesitaba aclararme. No cabe duda que platicar con gente racional deja siempre una enseñanza. La gente irracional solo profiere majaderías y comentarios tajantes, como si fuera un atrevimiento utilizar el cerebro para pensar. Yo le envío saludos desde la ciudad de México.


Xaviera Checa Ay ya viejito, vete al asilo, que si lo que quieres es demostrar que sabes, permítame decirle que hay aulas para ello. No sabe ni siquiera redactar, me daría vergüenza decir que soy maestro. Pena ajena! Directo al asilo!
Miguel Angel Orduna Bustamante No sé si te refieres a mí cuando mencionas la profesor Cantinflas, Xaviera Checa, es muy gentil de tu parte, yo admiro mucho a ese gran actor. Sus diálogos me parecen francamente geniales y los mensajes de sus películas, si bien hoy pueden parecer tan inocentes como el catecismo, tienen un alto grado de humanidad.

Administrar

Miguel Angel Orduna Bustamante Claro que no me da vergüenza ser maestro ni ser viejito ¿No piensas llegar a mi edad?, todavía te puedo aplicar tus vacunas, Xaviera Checa, pero no te emociones. Ya me estoy poniendo a tu nivel, para que veas que soy maestro y de los buenos. Tengo la dicha de poder cuidar de mis viejitos y ya me estoy preparando para cuando sea la hora de que alguien más cuide de mí, para eso sí, no te necesito <no te culpo>. Esta discusión ya tiene casi de todo y no he visto defensa de los animales, fuera de comentarios agresivos y alevosos. Que es lo que hay justamente detrás de este tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario