viernes, 3 de febrero de 2017

Contaminación atmosférica en la ZMVM


Las contingencias ambientales por mala calidad del aire en la Zona Metropolitana del Valle de México, ZMVM, durante la temporada de estiaje -noviembre a mayo- se deben a altas concentraciones de partículas suspendidas (PM10) y a ozono a nivel del suelo (street level ozone). 
Bajo los criterios de diseño establecidos por la normatividad mexicana para permitir la venta de vehículos automotores en nuestro país, todos los automóviles -que no hayan sido dolosamente alterados- cumplen con los niveles de emisión de PM10 y precursores de ozono (compuestos orgánicos volátiles (COV's) y óxidos de nitrógeno, NOx). 
Entonces, ¿Cuál es el origen de estas elevadas concentraciones de PM10 y ozono?
La principal fuente de partículas, PM10, en el aire de la ciudad de México no son los aerosoles, de ser así, podríamos sospechar de los automóviles. Las partículas suspendidas presentes en el aire de la ciudad de México provienen de la erosión de los suelos y las quemas agropecuarias que se realizan en todo el Valle de México. Es decir, son partículas finas de arcilla y cenizas de la quema de vegetación.
El ozono a nivel del suelo es un contaminante secundario que se forma por reacciones fotoquímicas con los COV's y los NOx. Desde 1990 todos los vehículos que circulan en la ZMVM usan convertidor catalítico con carácter obligatorio. Otra vez, mientras este dispositivo no haya sido modificado dolosamente, todos los COV's serán transformados a CO2 (al 99.99%) y la temperatura de escape será menor de 450°C, impidiendo al 100% la formación de NOx. La abrumadora mayoría de las contingencias por ozono en la ZMVM suceden en domingo. Ese es el día que se tienen mayores emisiones de gas LP y natural a la atmósfera, un fenómeno bien conocido en todas las grandes ciudades del mundo. La ciudad de México, por supuesto, no es la excepción. Esa es la fuente de COV's que nos llevan a las contingencias por ozono a nivel del suelo.
Sería bueno que nuestras autoridades se dedicaran a controlar las fuentes de estas emisiones y permitieran a los ciudadanos sacar provecho de la inversión y esfuerzo que hacemos para comprar y mantener en buen estado nuestros vehículos.
Además. pasamos nuestros vehículos por verificación de emisiones dos veces por año. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada